Corner

No olvides que la relación con tu personal, es el cimiento de tus logros

Todas las empresas buscan ser productivas y tener utilidades extraordinarias, por ello durante décadas han invertido todos sus esfuerzos en mantener su área “objetiva” clara y en continuo crecimiento, la cual representa técnicas y procesos implementados, como son las descripciones de puesto, el sistema de información y el equipo operacional. Sin embargo, han olvidado algo primordial para lograr el despegue que tanto buscan: el factor humano, al cual llamamos la parte “subjetiva” de la compañia.

De esta manera, nosotros afirmamos que la relación con el personal es el cimiento de cualquier logro, por el impacto que tienen las relaciones humanas para obtener logros. Así, las firmas deben ver a las personas de manera individual y grupal para analizar qué les impide desarrollar su potencial al máximo; bajo esa premisa, dueños y directivos de las organizaciones necesitan saber cuáles son las necesidades, percepciones, intenciones, valores y compromisos de sus trabajadores para cumplir metas en conjunto.

Con respecto a lo grupal, hablamos de la cultura empresarial, el clima laboral y las reglas no escritas de la organización, el inmenso impacto que tienen estas en lo que es y no es posible para ese grupo de personas. Un ejemplo común de esto es la relación existente entre la empresa y sus proveedores, donde a menudo existe una relación antagónica. Hace algún tiempo asesoré a una empresa petrolera en donde el impacto de esta aseveración tuvo tal magnitud que la firma decidió llamar a sus proveedores “aliados” en lugar de contratistas, generando así un nuevo nivel de relación y la mejoría de resultados para ambas partes.

Históricamente las empresas han descuidado la parte humana de la organización, quizá porque no es inmediatamente tangible o porque desconocen su importancia y la manera de potencializarla; por ello, aún existe poca comprensión sobre el impacto que tiene el factor humano en los resultados organizacionales y la manera de alterar ese impacto.

Hoy en día, las grandes empresas e instituciones educativas del mundo reconocen que trabajar la parte humana de una compañia es crucial para tener una productividad y efectividad duraderas; cualquier director, gerente o empresario que no enfoque sus esfuerzos en esta área, está desperdiciando el gran potencial latente en las personas, y por ende genera un impacto negativo en los resultados empresariales.

Así, en el mundo de negocios tan complejo en que vivimos, se requiere profundamente del personal, pues son ellos los que están en contacto directo con nuestros productos y servicios, con nuestros clientes y proveedores, con los que ejecutan y siguen adecuadamente, o no, los procesos y políticas empresariales.

¿De qué nos sirven los mejores procesos, sistemas y políticas sin la alineación de los empleados? Se requiere de esfuerzo discrecional; aquellas acciones adicionales que puede tomar el empleado, pero que ningún contrato o descripción de puesto puede asegurar.

*Consultor y conferencista con más de 15 años de experiencia en temas de transformación organizacional, liderazgo, clima laboral y renovación cultural. Actualmente, es socio fundador de Mesa Consultores.

@MesaConsultores

 Para mayor información CONTÁCTANOS

Fuente: http://elempresario.mx/opinion/reglas-no-escritas-empresa

1111111111 9.00 10 1 1. Rating 4.50 (1 Vote)

mapaEjército Nacional 418, piso 8, Col. Polanco 11570, México D.F.

teléfonoTel. (55) 2581 5557

Todos los Derechos Reservados, © 2013