Corner

Evita conductas impulsivas y responde con inteligencia emocional

Por Eduardo Lan, coach y conferencista de Mesa Consultores. 

¿Quién no ha tenido en su vida laboral a un jefe difícil, incluso explosivo? Casi todos nos hemos topado con esta situación y en ocasiones, la forma de manejarla no ha sido la más acertada. Al menos yo he tenido a este tipo de jefes en mi vida y sé que he cometido algunos errores antes de finalmente aprender que pelear con tu jefe simplemente no funciona.

La maneras comunes de lidiar con un jefe que consideramos difícil son evadirlo, someternos o pelear, pero ninguna ellas tiene altas probabilidades de éxito. Lo que funciona, por más descabellado que suene, es asumir responsabilidad por la situación y cambiar nuestra manera de enfrentarla. Asumir responsabilidad no quiere decir que tú tienes la culpa; es simplemente un modo poderoso de ser y actuar que genera resultados.

En Mesa Consultores decimos que en cualquier situación de la vida que no funciona o no funciona tan bien como nos gustaría, hay algo que uno está haciendo, o no haciendo, que está impactando el resultado. A continuación te sugerimos algunas prácticas para comunicarte con tu jefe con efectividad y generar los resultados que quieres.

  1. Acepta a tu jefe exactamente como es y como no es. Es común en el trabajo, al igual que en la vida, que queramos cambiar a los demás. Esto es inútil, ya que la única persona sobre la que tenemos control es sobre uno mismo. Aceptar a tu jefe exactamente como es te deja con el poder y la libertad de trabajar con efectividad en el único lugar posible: en ti
  2. Contrólate antes de reaccionar. Ante personas o situaciones que consideramos difíciles es normal, pero no muy inteligente, reaccionar y después lamentarse por las consecuencias. Una forma más brillante de lidiar con tu jefe en esos momentos difíciles es contar hasta tres, preguntarte cuál es la respuesta que más conviene y responder con inteligencia intelectual y emocional.
  3. Asume responsabilidad por la situación. Es muy fácil voltear hacia otros y culparlos. Esta manera de asignar responsabilidad puede ser natural e incluso lógica, pero es muy poco efectiva. Para tener mayor probabilidad de éxito es necesario asumir responsabilidad por la situación y ver qué estamos haciendo o no haciendo y qué podríamos hacer que ayudaría a resolverla. En pocas palabras: genera soluciones, no problemas.
  4. Sé impecable con tu comunicación y compromisos. Una manera segura de generar conflicto con tu jefe es ser irresponsable con tu comunicación y compromisos al hablar sin considerar lo que dices y/o no cumplir tus acuerdos. Para mejorar la relación con tu jefe, es necesario que cuides tus palabras y tus acciones, de tal suerte que logres obtener su confianza y generes credibilidad.
  5. Crea relación con tu jefe. Aunque no siempre es factible y ni siquiera necesario ser amigo de tu jefe, sí es posible y recomendable crear una relación auténtica con él o ella, independientemente de si te cae bien o no. Hacer esto te provee de mucha mayor flexibilidad en tus interacciones, ya que seguramente estará más dispuesto(a) a ayudarte y/o perdonar tus errores.

Tratar con jefes y personas difíciles en el trabajo y en la vida es una realidad que tarde o temprano enfrentamos. Sin embargo, es posible hacerlo de manera inteligente en lugar de simplemente ser víctima de las circunstancias y reaccionar destructivamente.

Te invito a practicar estos cinco puntos para interactuar con tu jefe de manera efectiva y evitar arruinar la relación. Ahora, si ya has hecho todo de tu parte y la situación no mejora, siempre tienes la opción de renunciar; finalmente, como comentamos anteriormente, no es posible modificar las conductas de los demás.

Consulta este artículo en: http://elempresario.mx/opinion/peleas-tu-jefe-controlate-no-arruines-situacion

 

Para mayor información CONTÁCTANOS

1111111111 0.00 10 0 1. Rating 0.00 (0 Votes)

mapaEjército Nacional 418, piso 8, Col. Polanco 11570, México D.F.

teléfonoTel. (55) 2581 5557

Todos los Derechos Reservados, © 2013