Corner

Si tu personal participa activamente, lograrán objetivos establecidos

Toda organización requiere de participación entre sus individuos, esto para alcanzar objetivos planteados, pues de otra forma, no importa qué tan experimentados, inteligentes o efectivos seamos individualmente, solos no somos capaces de alcanzar esas ansiadas metas empresariales; es por ello que las organizaciones dedican tanto tiempo a estructurar todos sus departamentos y seleccionar al personal idóneo que las conformaran.

Se debe precisar que un conjunto de personas, por más idóneas que sean individualmente, que laboren en un mismo departamento o colaboren con personal de otros departamentos, no constituye automáticamente un equipo, y mucho menos un equipo de alto desempeño. Así, debemos dejar claro cuál es la diferencia entre un grupo de colaboradores, un equipo y un equipo de alto desempeño.

Un grupo está constituido por diversos individuos con propósitos y características en común, pero que carecen de interdependencia y de compromiso entre sí. De esta manera, un grupo puede ser algo tan simple como un conjunto de individuos que trabajan o se reúnen en el mismo lugar, donde 2+2 solo puede ser igual a cuatro.

Un equipo comparte, al igual que el grupo, un propósito o característica en común, pero tiene un objetivo hacia el cual todos sus miembros trabajan. Así, por definición es interdependiente; lo cual quiere decir que sus miembros dependen directamente el uno del otro para operar y lograr el objetivo planteado. Un equipo efectivo genera sinergia donde 2 + 2 es igual a 5, 6 ó 7, es decir, alcanzan un nivel de cooperación y logro conjunto que potencializa lo que pueden lograr juntos.

Muchos de los retos que enfrentan actualmente las empresas son muy complejos y requieren de la suma del compromiso intelectual y emocional de las personas en alineación con los objetivos empresariales. Para este tipo de retos, se requiere un equipo de alto desempeño, en donde cada miembro del equipo tiene un propósito en común, es interdependiente con los demás miembros del equipo, tiene un compromiso y un comportamiento que pone al equipo y su propósito por encima de sus intereses personales.

Los equipos de alto desempeño se caracterizan por trabajar conjuntamente de manera extraordinaria; es decir, fuera de lo ordinario. Algunas de estas maneras de trabajar incluyen el compromiso con los demás miembros del equipo y la creación intencional de relaciones comprometidas con acuerdos específicos sobre la manera de operar, así como la especificación de las acciones que se tomarán cuando se presente un conflicto. Los equipos de alto desempeño se otorgan confianza y se hablan derecho responsablemente, lo cual implica darse permiso para asesorarse entre sí sobre los puntos ciegos, aquellas áreas de oportunidad que existen, pero que la persona a menudo no ve.

En mi experiencia, de aproximadamente 20 años, como consultor y coach con diversas empresas internacionales y mexicanas, he constatado que los equipos de alto desempeño tienen un nivel sobresaliente de comunicación y sus miembros se escuchan con una intención positiva, siendo 100% responsables por lo que interpretan. De esta manera, si algo no quedó claro, “limpian” cualquier conflicto inmediatamente, además honran sus compromisos y promesas y se relacionan entre sí de manera extraordinaria. Cuando un equipo de alto desempeño existe, 2 + 2 no solo va a ser igual a 5, 6 ó 7 sino a cincuenta.

El autor es consultor y conferencista con más de 15 años de experiencia en temas de transformación organizacional, liderazgo, clima laboral y renovación cultural. Actualmente es socio fundador de Mesa Consultores.

 

Fuente: http://elempresario.mx/opinion/construye-equipos-trabajo-alto-desempeno

 

Para mayor información CONTÁCTANOS 

1111111111 0.00 10 0 1. Rating 0.00 (0 Votes)

mapaEjército Nacional 418, piso 8, Col. Polanco 11570, México D.F.

teléfonoTel. (55) 2581 5557

Todos los Derechos Reservados, © 2013